Pasos para conocer el mercado laboral

Como os comentaba hace unas semanas, para planificar correctamente la carrera profesional no basta con centrarnos en lo que nos gusta o lo que se nos da bien. Es necesario que investiguemos las aplicaciones que esos intereses tienen en el mercado laboral. Para ello os recomiendo seguir una serie de pasos:

  1. Lo primero es hacer un brainstorming o tormenta de ideas, es decir, poner por escrito todas aquellas salidas laborales que se nos ocurra puedan estar relacionadas con nuestra vocación. Por ejemplo: si nos encanta pintar, seguramente lo primero en lo que pensemos sea en la profesión de pintor. Pero si pensamos un poco, podemos encontrar muchas otras profesiones que giran en torno al dibujo: arquitecto, dibujante de cómics, ilustrador, diseñador gráfico, diseñador de moda, tatuador… pero que son fundamentalmente diferentes.
  1. Cuando no se te ocurran más opciones pídeles a tus familiares y amigos que añadan algunas más a tu brainstorming. Seguro que te plantean profesiones interesantes que desconocías o que estabas pasando por alto.
  1. Acude a alguna feria de empleo relacionada con el sector o los sectores de tu interés. Recuerda que el mercado laboral, como la vida, está vivo y es cambiante. Las profesiones desaparecen, se transforman y surgen otras nuevas. ¿A que hace diez años no sabíamos lo que era un community manager?

mercado

  1. Elabora el perfil profesional de cada una de las profesiones que tengas en tu lista. Para cada una investiga cuáles son las funciones específicas, las tareas, las responsabilidades y obligaciones, así como los conocimientos y la formación previa que requiere. Investiga también cuál es la situación laboral actual: cantidad de trabajo (a nivel local, comarcal y nacional) y calidad del mismo (salario, jornada, tipo de contrato), así como las opciones de las que dispones tanto en el ámbito público como en el privado y, en caso de estar dispuesto a trabajar en el extranjero, compara esta situación con la del ámbito internacional.
  1. Una buena forma de probar antes de embarcarte definitivamente en una de las opciones, es con un periodo de prácticas o voluntariado, lo cual te permitirá conocer de primera mano el puesto de trabajo y sus características.
  1. Otra manera es entrevistarte con profesionales que trabajen en ese campo de actuación y que puedan resolver tus dudas al respecto.

Una vez que conozcas bien cómo es el sector que te interesa será mucho más sencillo decidir en qué área quieres desarrollarte exactamente y planificar el itinerario para conseguirlo. ¡Adelante!

Sandra Iglesias Rodríguez

Psicóloga y orientadora profesional de formación. Escritora de vocación. Madre y feminista a tiempo completo, bloguera en mis ratos libres. Aquí encontrarás información y debate sobre todo lo que tenga que ver con el mundo del empleo y con la igualdad de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.